El Gobierno amplía las prórrogas de los contratos de alquiler de vivienda y limita las fianzas pero no los precios


   - El Gobierno asegura que no intervendrá los precios del mercado
   - Los contratos de alquiler volverán a tener cinco años de duración
   - Se limita a dos mensualidades la fianza a exigir al inquilino

El Gobierno ha aprobado un Real Decreto Ley con medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler para "mejorar el acceso a la vivienda y favorecer el alquiler asequible", sin embargo ha descartado limitar los precios en la vivienda en renta.

En concreto, el Real Decreto aborda cuestiones como una ampliación de la prórroga obligatoria de los contratos desde los tres a los cinco años -o hasta siete años si el arrendador es persona jurídica-. Hasta ahora, los inquilinos podrían seguir de alquiler prorrogando el contrato hasta tres años, aunque su contrato fuera de una duración inferior.

Además se amplía el plazo de prórroga tácita de uno a tres años. Se trata del plazo temporal por el que se amplía el contrato una vez transcurrido el periodo de prórroga obligatoria. Esto se aplicará a los contratos que se firmen una vez entre en vigor el real decreto por lo tanto no será una normal retroactiva.

Resultado de imagen de ley hipotecaria

 

Esta medida es precisamente una de las que rechazaba el sector inmobiliario en el que cada vez más fondos institucionales están apostando por crear vehículos especializados en alquiler. Asimismo, creen que esto desincentiva a los propietarios a poner en el mercado de renta viviendas que ahora mismo están vacías. Sin embargo, el Gobierno considera "que lo que busca el propietario es tener la menor rotación posible y eso se consigue con esta medida".

Así, desde Fomento aseguran que no hay evidencia internacional ni nacional de que ampliando la obligatoriedad de los contratos suba el precio del alquiler o caiga la oferta. De hecho "a cuota de alquiler en España ha subido más cuando los contratos estaban a más largo plazo que durante el periodo en el que son tres años".

Límite de dos meses de fianza

El Real Decreto también limita a dos mensualidades la fianza a exigir a los arrendatarios.

Una medida con la que se pretende que haya un mayor acceso al alquiler, ya que actualmente con una demanda desbordada en las grandes ciudades se llegaban a pedir hasta tres meses de fianza que junto a los honorarios de agencia y el mes corriente suponía para el inquilino desembolsar una cantidad de unos 4.500 euros.

Precisamente otro de los temas que trata la nueva normativa son los gastos de gestión inmobiliaria y formalización del contrato, que debería asumir a partir del sábado el propietario de la vivienda, siempre que sea una persona jurídica (una sociedad o empresa). Hasta ahora, lo normal en determinadas comunidades autónomas como Madrid y Cataluña, es que fueran los inquilinos quienes pagarán la mensualidad de la agencia.

Líneas del Real Decreto

De momento, el nuevo Real Decreto de medidas urgentes tiene tres grandes líneas, según ha explicado Fomento. La primera de ellas es "incrementar la oferta de vivienda en alquiler, la segunda ofrecer más seguridad al arrendatario y entendemos que así ofrecemos más seguridad al arrendador que lo que quiere es un flujo de renta constante, y la tercera pata es ofrecer alivio financiero a los hogares vulnerables".

Para incrementar la oferta se modifica la Ley de Arrendamientos Urbanos para clarificar que "las viviendas turísticas quedan excluidas de la misma y por otro lado en la Ley de Propiedad Horizontal facilitar que las comunidades de propietarios puedan prohibir la existencia de apartamentos turísticos reduciendo la mayoría requerida a tres quintas partes".

Por otro lado, en cuanto a las medidas de impulso fiscal, se eliminan por un lado el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados en los arrendamientos y se habilita a los Ayuntamientos para que apliquen una bonificación de hasta el 95% del IBI para las viviendas sujetas a alquiler a precio.