Resumen de medidas en materia de arrendamiento de vivienda, uso distinto del de vivienda, ayudas a los arrendatarios y desconfinamiento

 

ARRENDAMIENTOS DE VIVIENDA

1 MEDIDAS EN MATERIA DE ARRENDAMIENTOS

DEFINICIÓN DE LA SITUACIÓN DE VULNERABILIDAD A LOS EFECTOS RD

El primer bloque de medidas tiene como objetivo apoyar a las personas que no puedan pagar sus alquileres por encontrarse en situación de vulnerabilidad por el COVID-19 y no tengan alternativa habitacional.

A los efectos de obtener moratorias o ayudas en relación con la renta arrendaticia de la vivienda habitual, de los siguientes requisitos, se requerirán la concurrencia conjunta de los siguientes requisitos:

 

A) Estar en situación de desempleo, Expediente Temporal de Regulación de Empleo (ERTE), o haya reducido su jornada por motivo de cuidados, en caso de ser empresario, u otras  circunstancias similares que supongan pérdida sustancial de ingresos, no alcanzando por ello el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria:

o Con carácter general, 3 veces el IPREM (537,84 x 3).
o Este límite se incrementará en 0,1 veces el IPREM por cada hijo a cargo en la unidad familiar. El incremento aplicable por hijo a cargo será de 0,15 veces el IPREM por cada hijo en el caso de unidad familiar monoparental.

o Este límite se incrementará en 0,1 veces el IPREM por cada persona mayor de 65 años miembro de la unidad familiar.

o Si uno de los miembros de la unidad familiar tiene declarada discapacidad superior al 33%, situación de dependencia o enfermedad que le incapacite acreditadamente de forma permanente para realizar una actividad laboral, el límite previsto en el 1er punto será de 4 veces el IPREM, sin perjuicio de los incrementos acumulados por hijo a cargo.

o Si la persona obligada a pagar la renta arrendaticia sea persona con parálisis cerebral, enfermedad mental, o discapacidad intelectual, con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33%, o persona con discapacidad física o sensorial, con un grado de discapacidad reconocida igual o superior al 65%, así como en los casos de enfermedad grave que incapacite acreditadamente, a la persona o a su cuidador, para realizar una actividad laboral, el límite previsto será de 5 veces el IPREM

 

B) Que la renta arrendaticia, más los gastos y suministros básicos (suministros de electricidad, gas, gasoil para calefacción, agua corriente, de los servicios de telecomunicación fija y móvil, y las posibles

contribuciones a la comunidad de propietarios), resulte igual o superior al 35 % de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familiar.

NO hay vulnerabilidad si el arrendatario o cualquiera de las personas que componen la unidad familiar que habita aquella sea propietaria o usufructuaria de alguna vivienda en España. Se exceptúan los siguientes casos:

o Que sea propietario de parte alícuota obtenida mortis causa.
o Que no tenga la disponibilidad en separación o divorcio, inaccesible por

discapacidad o cualquier otra iusta causa.

DEFINICIÓN DE UNIDAD FAMILIAR A LOS EFECTOS DEL RD.

PROCEDIMIENTO DE DESAHUCIO Y DE LOS LANZAMIENTOS PARA HOGARES VULNERABLES SIN ALTERNATIVA HABITACIONAL

Es la compuesta por la persona que adeuda la renta arrendaticia, su cónyuge no separado legalmente o pareja de hecho inscrita y los hijos, con independencia de su edad, que residan en la vivienda, incluyendo los vinculados por una relación de tutela, guarda o acogimiento familiar y su cónyuge no separado legalmente o pareja de hecho inscrita, que residan en la vivienda.

Se acuerda la suspensión de los desahucios durante seis meses desde la entrada en vigor del Estado de Alarma en quienes acrediten situación de vulnerabilidad comunicada al Letrado de la Administración de Justicia, lo que comunicará a Servicios Sociales. Si el arrendador expresara la misma circunstancia, el Letrado lo comunicará también a Servicios Sociales y decidirá sobre el plazo de suspensión.

PRÓRROGA DE LOS CONTRATOS

MORATORIA DE LA DEUDA ARRENDATICIA EN VIVIENDA

Los contratos de vivienda que venzan en periodo desde la declaración del estado de alarma y hasta dos meses de su finalización, previa solicitud del arrendatario, podrán prorrogarse seis meses más, que deberá ser aceptada por el arrendador.

Arrendador Gran Tenedor (más de 10 inmuebles): si el arrendatario está en situación de vulnerabilidad económica, puede solicitar al arrendador en el plazo de un mes desde la entrada en vigor del RD el aplazamiento del pago de la renta, salvo pacto anterior de aplazamiento o condonación total o parcial.

A la comunicación, el arrendador contestará en el plazo máximo de 7 días laborables manifestado su decisión, que escogerá el arrendador entre las ss:

o Reducción del 50% de la renta mientras dure el estado de alarma con un máx. de 4 meses.

o Aplazamiento del pago de la renta mientras dure el estado de alarma con un máx. de 4 meses. La renta se aplazará a partir de la siguiente mensualidad de renta arrendaticia mediante el fraccionamiento de las cuotas durante al menos tres años, que se contarán a partir del momento en el que se supere el estado de

alarma, o a partir de la finalización del plazo de los cuatro meses antes citado, y siempre dentro del plazo de vigencia del contrato de arrendamiento o sus prórrogas. La persona arrendataria no tendrá ningún tipo de penalización y las cantidades aplazadas serán devueltas a la persona arrendadora sin intereses.

El arrendatario podrá tener acceso al programa de ayudas transitorias de financiación (art. 9 RD).

Arrendador que NO es Gran Tenedor: Si el arrendatario se encuentra en situación de vulnerabilidad económica, podrá realizar las mismas solicitudes a su arrendador. A la comunicación, el arrendador contestará en el plazo máximo de 7 días laborables manifestado su decisión de aplazamiento o fraccionamiento aplazado, o en su defecto, las alternativas que ofrezca.

Si la persona física arrendadora no aceptare ningún acuerdo y el arrendatario se encuentre en la situación de vulnerabilidad sobrevenida,

podrá tener acceso al programa de ayudas transitorias de financiación reguladas que se explican seguidamente.

FINANCIACIÓN A ARRENDATARIOS EN SITUACIÓN DE VULNERABILIDAD SOCIAL COMO CONSECUENCIA DEL COVID-19

Las entidades bancarias ofrecerán ayudas transitorias de financiación a las personas en situación de vulnerabilidad, con un plazo de devolución de hasta 6 años, prorrogable excepcionalmente por otros 4 y sin devengar gastos ni intereses para el solicitante.

Estas ayudas transitorias de financiación deberán destinarse al pago de la renta arrendaticia y podrán cubrir un importe máximo de 6 mensualidades de renta.

AYUDAS AL ALQUILER

Distinto del anterior, para personas que tengan problemas transitorios para atender al pago parcial o total del alquiler y encajen en los supuestos de vulnerabilidad económica, y con la finalidad de hacer frente a la dificultad en la devolución de aquellas ayudas transitorias de financiación contraídas por hogares vulnerables que no se hayan recuperado de su situación de vulnerabilidad sobrevenida.

Se establece una ayuda de hasta 600 euros al mes, que puede elevarse en casos justificados hasta 900 euros, siempre con un límite del 100% de la renta del inmueble. Y se añaden otros 200 euros para la atención de los gastos de

mantenimiento, comunidad y suministros básicos, con un límite del 100% de los mismos.

2 DEFINICIÓN DE VULNERABILIDAD ECONÓMICA A LOS EFECTOS DE LA MORATORIA HIPOTECARIA Y DEL CRÉDITO DE FINANCIACIÓN NO HIPOTECARIA

Se regula en el art. 16 del RD. y difieren en algunos aspectos en relación a la vista más atrás para los arrendamientos, y la forma de acreditarlo se prevé en el art. 17 RD.

Se acuerda un plazo de suspensión de tres meses en el pago de dichos préstamos, y alcanzará al fiador o avalista., y su pago se pospone por el mismo periodo (se alarga el préstamo).

Los aspectos básicos en este apartado son:

Los inmuebles sujetos a préstamo hipotecario son:

a) La vivienda habitual.

b) Inmuebles afectos a actividad económica que desarrollen empresarios y profesionales previstos en art. 16.1.a).

c) Viviendas distintas a la habitual en situación de alquiler y para las que el deudor hipotecario persona física, propietario y arrendador de dichas viviendas, haya dejado de percibir la renta arrendaticia desde la entrada en vigor del Estado de alarma decretado por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, o deje de percibirla hasta un mes después de la finalización del mismo. 

ACCESO A PRÉSTAMOS AVALADOS Y SUBVENCIONADOS POR EL ESTADO PARA EL PAGO DE RENTAS Y SUMINISTROS

Podrán otorgarse por las entidades de crédito adheridas a la “Línea de avales arrendamiento covid-19”, y los préstamos avalados y subvencionados por el Estado deberán cumplir estas condiciones:

  1. Podrán otorgarse por las entidades de crédito adheridas a la LÍNEA DE AVALES ARRENDAMIENTO COVID-19 con la colaboración del Instituto de Crédito Oficial (ICO), no siendo exigible que el arrendatario esté al corriente de las obligaciones tributarias o con la Seguridad Social ni del pago de obligaciones por reintegro de otras subvenciones.

  2. Se otorgarán, por concesión directa y por una sola vez, a los arrendatarios de vivienda habitual que cumplan los requisitos, con una subvención por todos los gastos e intereses del préstamo con cargo al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

  3. Deberán dedicarse exclusivamente al pago de la renta del arrendamiento de la vivienda habitual y serán compatibles con las ayudas al alquiler reguladas en el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 y con las del programa de ayudas para contribuir a minimizar el impacto económico y social del COVID-19.

Condiciones subjetivas de los arrendatarios.

Podrán ser solicitados por arrendatarios de vivienda habitual que se encuentren en situación de vulnerabilidad económica a consecuencia de la emergencia sanitaria ocasionada por el COVID-19 y que reúnan de forma conjunta los siguientes requisitos:

a) Que el arrendatario o alguno de los miembros de la unidad familiar se encuentre afectado por una circunstancia que implique una reducción de ingresos, por pasar a estar en situación de desempleo, por estar afectado por un Expediente Temporal de Regulación de Empleo (ERTE), por haber reducido su jornada por motivo de cuidados, por cese de actividad de los

trabajadores por cuenta propia o por otras circunstancias sobrevenidas

También existe una moratoria en el caso de créditos y préstamos no hipotecarios con deudores en situación de vulnerabilidad, incluyendo los créditos al consumo.

vinculadas a la actividad laboral o empresarial que impliquen dicha reducción de ingresos como consecuencia de la expansión del COVID-19.

  1. b)  Que el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar, en el mes anterior a la solicitud de la ayuda, no alcance el límite de cinco

    veces el IPREM (548,60 € x 5), es decir: 2743€.

  2. c)  Que la renta arrendaticia más los gastos y suministros básicos

    (electricidad, gas, gasoil para calefacción, agua corriente, servicios de telecomunicación fija y móvil, y gastos de comunidad de propietarios, en su caso ) resulte ≥ 35% de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familiar.

Se entenderá por unidad familiar la compuesta por la persona que adeuda el arrendamiento, su cónyuge no separado legalmente o pareja de hecho inscrita y los hijos, con independencia de su edad, que residan en la vivienda, incluyendo los vinculados por una relación de tutela, guarda o acogimiento familiar y su cónyuge no separado legalmente o pareja de hecho inscrita, que residan en la vivienda.

No se cumplirán los requisitos de vulnerabilidad económica cuando cualquiera de las personas que componen la unidad familiar que habita aquella sea propietaria o usufructuaria de alguna vivienda en España (salvo los supuestos que se recogen).

Los préstamos tendrán una cuantía del 100 % del importe de 6 mensualidades, en virtud del contrato de arrendamiento de vivienda habitual vigente, con un máximo de 5.400, a razón de un máximo de 900por mensualidad, siendo las mensualidades financiables las correspondientes desde el 1 de abril de 2020 y sin ser posteriores a 6 meses a contar desde la firma del préstamo entre la entidad, ni posteriores al fin de vigencia del contrato de arrendamiento o sus prórrogas.

El plazo de amortización inicial podrá ser de hasta 6 años y podrá pactarse un período de carencia de principal de 6 meses.

Transcurridos los 3 primeros años desde la concesión del préstamo y antes de 6 meses de la finalización del plazo inicial, será admisible una única prórroga de 4 años de plazo de amortización adicional, siempre que se acredite ante la Entidad de crédito que, en el momento de la solicitud de prórroga, persiste la situación de vulnerabilidad y se cumplen los requisitos definidos en la Orden.

Los préstamos deberán ser solicitados por el arrendatario ante la Entidad de crédito, con el modelo de solicitud que figura en el anexo I de la Orden, antes del 30/09/2020 y deberán formalizarse antes del 31/10/2020.

La entidad de crédito abonará el importe del préstamo, correspondiente a las seis mensualidades, directamente a la persona o entidad arrendadora de la vivienda, previa comunicación, para su toma de razón, al titular del préstamo, a razón de una mensualidad por mes, durante los seis meses.

ARRENDAMIENTOS PARA USO DISTINTO DEL DE VIVIENDA

1. GRANDES TENEDORES, EMPRESA O ENTIDAD PÚBLICA DE VIVIENDA.

El arrendatario persona física o jurídica que cumpla los requisitos que se indicará más adelante, siempre que no se hubiera alcanzado ya un acuerdo entre ambas partes, podrá solicitar del arrendador una moratoria en el pago de la renta de manera automática durante el tiempo que dure el estado de alarma y sus prórrogas y a las mensualidades siguientes, prorrogables una a una, si aquel plazo fuera insuficiente en relación con el impacto provocado por el COVID-19, sin que puedan superarse, en ningún caso, los 4 meses. La renta se aplazará, sin penalización ni devengo de intereses a partir de la siguiente mensualidad de renta arrendaticia mediante el fraccionamiento de las cuotas en un plazo de dos años, contados desde que se supere la situación de alarma o a partir de finalizar el plazo de 4 meses, siempre dentro del plazo de vigencia del contrato o sus prórrogas.

2. ARRENDATARIOS NO GRANDES TENEDORES, EMPRESA O ENTIDAD PÚBLICA DE VIVIENDA.

Cuando el arrendatario persona física o jurídica cumpla los requisitos previstos más adelante, podrá solicitar al arrendador en el plazo de 1 mes desde la entrada del RD-ley 15/2020 el aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta siempre que dicho aplazamiento o una rebaja de la renta no se hubiera acordado por ambas partes con carácter voluntario.

De forma excepcional las partes podrán disponer libremente de la fianza entregada en el arrendamiento, que podrá servir para el pago total o parcial de alguna o algunas mensualidades de la renta arrendaticia, cuyo importe deberá reponerse en el plazo de 1 año desde la celebración del acuerdo o en el plazo que reste de vigencia del contrato si fuera inferior a 1 año.

Condiciones que deben cumplirse para aplicar las circunstancias anteriores:

Autónomos:

  1. a)  Estar afiliado y en situación de alta, en la fecha de la declaración del estado de alarma (RD 463/2020, de 14 de marzo) en el Régimen Especial de Autónomos.

  2. b)  Que la actividad haya quedado suspendida como consecuencia de la entrada en vigor del RD 463/2020, de 14 de marzo, o por órdenes dictadas por la Autoridad competente y las Autoridades competentes delegadas al amparo del referido real decreto.

  3. c)  Si la actividad no ha sido directamente suspendida, se deberá acreditar la reducción de la facturación del mes natural anterior al que se solicita el aplazamiento en, al menos, un 75%, en relación con la facturación media mensual del trimestre al que pertenece dicho mes referido al año anterior.

Pyme:

a) Que no se superen los siguientes límites:

1. 2. 3.

total de las partidas del activo < 4 millones €.
Importe neto cifra anual de negocios <8 millones €.
Número medio de trabajadores empleados del ejercicio <50.

  1. b)  Que la actividad haya quedado suspendida como consecuencia de la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, o por órdenes dictadas por las Autoridades competentes.

  2. c)  Si la actividad no ha sido directamente suspendida, deberá acreditarse la reducción de su facturación del mes natural anterior al que se solicita el aplazamiento en, al menos, un 75% respecto a la facturación media mensual del trimestre al que pertenece dicho mes referido al año anterior.

Forma de acreditar los requisitos.

El arrendatario presentará al arrendador la siguiente documentación:

a) Acreditación de la reducción de actividad inicialmente mediante la

presentación de una declaración responsable en la que, en base a la información contable y de ingresos y gastos, se haga constar la reducción de la facturación mensual en, al menos, un 7%, en relación con la facturación media mensual del mismo trimestre del año anterior. Si el arrendador lo requiere, el arrendatario tendrá que mostrar sus libros contables al arrendador para acreditar dicha reducción.

b) La suspensión de actividad, se acreditará mediante certificado expedido por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria o el órgano competente de la Comunidad Autónoma, en su caso, sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada por el interesado.

Responsabilidad por daños y perjuicios

Los arrendatarios que se hayan beneficiado del aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta sin reunir los requisitos anteriores, serán responsables de los daños y perjuicios que se hayan podido producir, así como de todos los gastos generados por la aplicación de estas medidas excepcionales, sin perjuicio de las responsabilidades de otro orden a que la conducta de los mismos pudiera dar lugar.

SUSPENSIÓN DE OBRAS

La Orden SND/385/2020, de 2 de mayo, modifica la Orden SND/340/2020, de 12 de abril, por la que se suspenden determinadas actividades relacionadas con obras de intervención en edificios existentes en las que exista riesgo de contagio por el COVID-19 para personas no relacionadas con dicha actividad.

Así, se elimina la suspensión en el caso de obras en las que:

1. por el tipo de intervención, por las circunstancias de sectorización del inmueble o de delimitación de espacios y recorridos de circulación, no existe interferencia con las personas no relacionadas con la actividad de la obra.

2. Obras que se realicen en locales, viviendas u otras zonas delimitadas del edificio no habitadas, o a las que no tengan acceso los residentes mientras duren las obras, siempre que se cumplan todas las siguientes condiciones:

a) Se limite la circulación de trabajadores y materiales por zonas comunes no sectorizadas, y se adopten todas las medidas oportunas para evitar, durante el desarrollo de la jornada, el contacto con los vecinos del inmueble.

b) El acceso y salida de esos locales, viviendas o zonas se produzca al inicio y a la finalización de la jornada laboral.

c) Los trabajadores adopten las medidas de prevención e higiene frente al COVID-19 indicadas por las autoridades sanitarias.»

En todos los casos anteriores, se permite el acceso a zonas no sectorizadas del edificio, para la realización de operaciones puntuales de conexión con las redes de servicios del edificio que sean necesarias para acometer las obras.

La siguiente previsión es orientativa y no tiene carácter exhaustivo. Las decisiones y fechas concretas sobre el calendario efectivo de las fases se determinarán en función de la evolución de la pandemia, de la localización y de otras circunstancias justificadas.

FASES Y ÁMBITOS EN LA DESESCALADA

RÉGIMEN COMÚN APLICABLE A TODAS LAS ACTIVIDADES:

  • Cualquier actividad permitida deberá desarrollarse en condiciones de seguridad, autoprotección y distanciamiento social. El uso de las mascarillas fuera del hogar es conveniente y altamente recomendable cuando no pueda garantizarse el distanciamiento social. Igualmente, se deberá facilitar la disponibilidad y el acceso a soluciones hidroalcohólicas para practicar una higiene de manos frecuente.

  • Todos los locales y demás establecimientos, así como su equipamiento, de las actividades permitidas deberán ser periódicamente desinfectados e higienizados.

  • Con carácter general, hasta alcanzar la nueva normalidad que se consigue al superar la fase III, no se permitirá viajar a provincias diferentes a aquella en la que se resida, salvo por las causas justificadas. Una vez en la etapa de nueva normalidad, se podrá viajar entre provincias cuando ambas hayan superado la fase III.

  • Todas las actividades y sus limitaciones señaladas en el siguiente cuadro se mantendrán en las fases sucesivas de la desescalada, salvo que se señalen otras limitaciones diferentes. 

    Los viajes que se efectúen, cualquiera que sea el medio de transporte, deberán hacerse para la realización de las actividades permitidas.

Calendario de las fases:

MAYO

LMMJVSD

28 29 30 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31

FASE 0: al 10 de mayo.

FASE 1: 11 de mayo a 25 de mayo

FASE 2: 26 de mayo a 9 de junio

FASE 3: 10 a 24 de junio

ÁMBITO LABORAL GENERAL

FASE 0

JUNIO

LMMJVSD 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30

Teletrabajo preferente, en las empresas y puestos donde sea posible. Escalonamiento en la entrada y salida de centros de trabajo.

FASE 1

Análisis de las exigencias de Prevención de Riesgos Laborales necesarias en las distintas actividades, adaptadas al COVID19.

FASE 3

Protocolos de reincorporación presencial a las empresas para la actividad laboral (uso de EPIs y/u otras medidas de seguridad), con horario escalonado y garantías de conciliación.

ÁMBITO PERSONAL

FASE 0

Paseos de niños, mayores y convivientes. Atención de huertos familiares, de autoconsumo, municipales, siempre que estén en el mismo término municipal que el del domicilio, o uno adyacente al mismo y se adopten las debidas precauciones higiénicas o de distanciamiento social. Necesaria gestión de la demanda de movilidad (flexibilidad de hora punta, etc.) para evitar aglomeraciones. Refuerzo de mensajes y cartelería en zonas con posibles aglomeraciones (estaciones de tren, autobús, paradas de metro y autobús, aeropuertos, puertos, etc.) recordando distancia de seguridad, medidas de higiene, etc. Recomendación alta de mascarilla en transportes públicos y todo tipo de actividades fuera del hogar.

FASE 1

Establecimiento de medidas para la protección específica de todos los grupos vulnerables en el desarrollo de las medidas de alivio. Contacto social en grupos reducidos para personas no vulnerables ni con patologías previas.

Limitación de ocupación de los vehículos privados, salvo en personas que residan en el mismo domicilio que podrían ir juntos. Velatorios para un número limitado de familiares, con protocolos de distancia física y seguridad.

FASE 2

Establecimiento de medidas para la protección específica de un número reducido de grupos vulnerables en el desarrollo de las medidas de alivio. Contacto social en grupos más amplios para personas no vulnerables ni con patologías previas.

Se permiten los viajes a segundas residencias siempre que estén en la misma provincia. Bodas para un número limitado de asistentes Velatorios para un número menos limitado de familiares, con protocolos de distancia física y seguridad.

FASE 3

Establecimiento de medidas para la protección específica de grupos vulnerables puntuales en el desarrollo de las medidas de alivio. Contacto social para personas no vulnerables ni con patologías previas.

Velatorios para un número más amplio de personas, con protocolos de distancia física y seguridad. Bodas para un número más amplio de asistentes.

COMERCIO MINORISTA Y ACTIVIDADES DE PRESTACIÓN DE SERVICIOS

Agencias Inmobiliarias y administraciones de fincas:

La normativa que recogemos seguidamente no contiene ninguna previsión específica dirigida al ámbito inmobiliario, aunque pueden aplicarse de forma genérica las pautas del comercio minorista y actividades de prestaciones de servicios, aunque a nuestro juicio con las siguientes particularidades:

1. Visitas de pisos para venta y arrendamiento: las medidas de la fase 0 son muy estrictas, por lo que creemos que no deberán producirse hasta la fase 1 y adoptando todas las cautelas estalbecidas. A pesar de ello, existen opiniones divergentes, como puede ser la opinión de, por ejemplo, el COAPI, por la que las visitas ya se pueden desarrollar en la fase 0, afirmación que no compartimos.

2. Juntas de propietarios: la normativa en materia de propiedad horizontal prevé la posibilidad de realizar las juntas de forma telemática o por videoconferencia, con lo que esta es la mejor opción en cuanto a la celebración de aquellas juntas de propietarios que no admitan espera hasta la terminación del estado de alarma.

Regulación: Orden SND/388/2020, de 3 de mayo, por la que se establecen las condiciones para la apertura al público de determinados comercios y servicios, y la apertura de archivos, así como para la práctica del deporte profesional y federado.

FASE 0

Resumen: podrá procederse a la apertura de locales y establecimientos con cita previa para la atención individual de los clientes. Estos locales deberán contar con mostrador, mampara o, cuando esto no sea posible, garantizar el máximo de protección individual. Se establecerá un horario de atención preferente para personas mayores de 65 años. Cuando el servicio profesional requiera tener contacto con el cliente será obligatorio el uso de medidas de protección como mascarilla o guantes.

Regulación:
Artículo 1. Reapertura de los establecimientos y locales comerciales minoristas y de

prestación de servicios asimilados.

1.Podrá procederse a la reapertura al público de todos los establecimientos y locales comerciales minoristas y de actividades de servicios profesionales cuya actividad se hubiera suspendido tras la declaración del estado de alarma en virtud de lo dispuesto en el artículo 10.1 del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, a excepción de aquellos que tengan una superficie de más de 400 metros cuadrados, así como de aquellos que tengan carácter de centro comercial o de parque comercial, o que se encuentren dentro de los mismos sin acceso directo e independiente desde el exterior, siempre que cumplan los requisitos siguientes:

a) Se establecerá un sistema de cita previa que garantice la permanencia en el interior del establecimiento o local en un mismo momento de un único cliente por cada trabajador, sin que se puedan habilitar zonas de espera en el interior de los mismos.

b) Se garantizará la atención individualizada al cliente con la debida separación física prevista en este capítulo o, en el caso de que esto no sea posible, mediante la instalación de mostradores o mamparas.

c) Se establecerá un horario de atención preferente para mayores de 65 años, que deberá hacerse coincidir con las franjas horarias para la realización de paseos y actividad física de este colectivo.

2. Lo dispuesto en este capítulo no será de aplicación a las actividades y los establecimientos y locales comerciales minoristas con apertura al público permitida de acuerdo con el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, los cuales podrán continuar abiertos en las mismas condiciones que tenían desde la entrada en vigor del referido real decreto, sin perjuicio del cumplimiento de las medidas de seguridad e higiene que se prevén en el artículo 3 de la presente orden.

Sin perjuicio de lo anterior, se potenciará la efectiva reactivación de los servicios sociales mediante la reincorporación de todo el personal que sea necesario en la Fase 0 del Plan para la Transición hacia la Nueva Normalidad.

3. Todos los establecimientos y locales que puedan proceder a la reapertura al público según lo dispuesto en este capítulo, podrán establecer, en su caso, sistemas de recogida en el local de los productos adquiridos, siempre que garanticen una recogida escalonada que evite aglomeraciones en interior del local o su acceso.

4. Los desplazamientos a los establecimientos y locales a los que se refiere este artículo podrán efectuarse únicamente dentro del municipio de residencia, salvo que el servicio o producto no se encuentre disponible en el mismo.

Artículo 2. Medidas de higiene que se deberán aplicar en los establecimientos y locales con apertura al público.

1. Los establecimientos y locales que abran al público en los términos del artículo 1 realizarán, al menos dos veces al día, una limpieza y desinfección de las instalaciones con especial atención a las superficies de contacto más frecuentes como pomos de puertas, mostradores, muebles, pasamanos, máquinas dispensadoras, suelos, teléfonos, perchas, carros y cestas, grifos, y otros elementos de similares características, conforme a las siguientes pautas:

(i) Una de las limpiezas se realizará, obligatoriamente, al finalizar el día;

(ii) Se utilizarán desinfectantes como diluciones de lejía (1:50) recién preparada o cualquiera de los desinfectantes con actividad virucida que se encuentran en el mercado y que han sido autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad. Si se utiliza un desinfectante comercial se respetarán las indicaciones de la etiqueta.

(iii) Tras cada limpieza, los materiales empleados y los equipos de protección individual (en adelante EPIs) utilizados se desecharán de forma segura, procediéndose posteriormente al lavado de manos.

Para dicha limpieza se podrá realizar, a lo largo de la jornada y preferentemente a mediodía, una pausa de la apertura dedicada a tareas de mantenimiento, limpieza y reposición.

Asimismo, se realizará una limpieza y desinfección de los puestos de trabajo en cada cambio de turno, con especial atención a mostradores, mamparas, teclados, terminales de pago, pantallas táctiles, herramientas de trabajo y otros elementos susceptibles de manipulación, prestando especial atención a aquellos utilizados por más de un trabajador.

Cuando en el establecimiento o local vaya a permanecer más de un trabajador atendiendo al público, las medidas de limpieza se extenderán no solo a la zona comercial, si no también, en su caso, a zonas privadas de los trabajadores, tales como vestuarios, taquillas, aseos, cocinas y áreas de descanso.

2. Se procederá al lavado y desinfección diaria de los uniformes y ropa de trabajo, en su caso, que deberán lavarse de forma mecánica en ciclos de lavado entre 60 y 90 grados centígrados. En aquellos casos en los que no se utilice uniforme o ropa de trabajo, las prendas utilizadas por los trabajadores en contacto con los clientes también deberán lavarse en las condiciones señaladas anteriormente.

3. Se garantizará una ventilación adecuada de todos los establecimientos y locales comerciales.

4. No se utilizarán los aseos de los establecimientos comerciales por parte de los clientes, salvo en caso estrictamente necesario. En este último caso, se procederá de inmediato a la limpieza de sanitarios, grifos y pomos de puerta.

5. Todos los establecimientos y locales deberán disponer de papeleras, a ser posible con tapa y pedal, en los que poder depositar pañuelos y cualquier otro material desechable. Dichas papeleras deberán ser limpiadas de forma frecuente y al menos una vez al día.

Artículo 3. Medidas de prevención de riesgos para el personal que preste servicios en los establecimientos y locales que abran al público.

1. No podrán incorporarse a sus puestos de trabajo en los establecimientos comerciales los siguientes trabajadores:

a) Trabajadores que en el momento de la reapertura del establecimiento comercial estén en aislamiento domiciliario por tener diagnóstico de COVID-19 o tengan alguno de los síntomas compatibles con el COVID-19.

b) Trabajadores que, no teniendo síntomas, se encuentren en período de cuarentena domiciliaria por haber tenido contacto con alguna persona con síntomas o diagnosticada de COVID-19.

2. El titular de la actividad económica que se realice en el establecimiento o local deberá cumplir, en todo caso, con las obligaciones de prevención de riesgos establecidas en la legislación vigente, tanto con carácter general como de manera específica para prevenir el contagio del COVID19.

En este sentido, se asegurará de que todos los trabajadores cuenten con equipos de protección individual adecuados al nivel de riesgo y de que tengan permanentemente a su disposición, en el lugar de trabajo, geles hidroalcohólicos con actividad virucida autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad para la limpieza de manos, o cuando esto no sea posible, agua y jabón. El uso de mascarillas será obligatorio cuando no pueda garantizarse la distancia de seguridad interpersonal de aproximadamente dos metros entre el trabajador y el cliente o entre los propios trabajadores. Todo el personal deberá estar formado e informado sobre el correcto uso de los citados equipos de protección.

Lo anterior será también aplicable todos los trabajadores de terceras empresas que presten servicios en el local o establecimiento, ya sea con carácter habitual o de forma puntual.

3. El fichaje con huella dactilar será sustituido por cualquier otro sistema de control horario que garantice las medidas higiénicas adecuadas para protección de la salud y la seguridad de los trabajadores, o bien se deberá desinfectar el dispositivo de fichaje antes y después de cada uso, advirtiendo a los trabajadores de esta medida.

4. La disposición de los puestos de trabajo, la organización de los turnos y el resto de condiciones de trabajo presentes en el centro se modificarán, en la medida necesaria, para garantizar la posibilidad de mantener la distancia de seguridad interpersonal mínima de dos metros entre los trabajadores, siendo esto responsabilidad del titular de la actividad económica o de la persona en quien este delegue.

La distancia entre vendedor o proveedor de servicios y cliente durante todo el proceso de atención al cliente será de al menos un metro cuando se cuente con elementos de protección o barreras, o de aproximadamente dos metros sin estos elementos.

En el caso de servicios que no permitan el mantenimiento de la distancia de seguridad interpersonal, como pueden ser las peluquerías, centros de estética o fisioterapia, se deberá utilizar el equipo de protección individual oportuno que asegure la protección tanto del trabajador como del cliente, debiendo asegurar en todo caso el mantenimiento de la distancia de dos metros entre un cliente y otro.

5. Asimismo, las medidas de distancia previstas en esta orden deberán cumplirse, en su caso, en los vestuarios, taquillas y aseos de los trabajadores, así como en las áreas de descanso, comedores, cocinas y cualquier otra zona de uso común.

6. Si un trabajador empezara a tener síntomas compatibles con la enfermedad, se contactará de inmediato con el teléfono habilitado para ello por la comunidad autónoma o centro de salud correspondiente. El trabajador deberá abandonar su puesto de trabajo hasta que su situación médica sea valorada por un profesional sanitario.

Artículo 4. Medidas de protección e higiene aplicables a los clientes, en el interior de establecimientos y locales.

1. El tiempo de permanencia en los establecimientos y locales será el estrictamente necesario para que los clientes puedan realizar sus compras o recibir la prestación del servicio.

2. En los establecimientos en los que sea posible la atención personalizada de más de un cliente al mismo tiempo deberá señalarse de forma clara la distancia de seguridad interpersonal de dos metros entre clientes, con marcas en el suelo, o mediante el uso de balizas, cartelería y señalización. En todo caso, la atención a los clientes no podrá realizarse de manera simultánea por el mismo trabajador.

3. Los establecimientos y locales deberán poner a disposición del público dispensadores de geles hidroalcohólicos con actividad virucida autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad, en la entrada del local, y deberán estar siempre en condiciones de uso.

4. En los establecimientos y locales comerciales que cuenten con zonas de autoservicio, deberá prestar el servicio un trabajador del establecimiento, con el fin de evitar la manipulación directa por parte de los clientes de los productos.

5. No se podrá poner a disposición de los clientes productos de prueba.

6. En los establecimientos del sector comercial textil, y de arreglos de ropa y similares, los probadores deberán utilizarse por una única persona y después de su uso se limpiarán y desinfectarán.

En caso de que un cliente se pruebe una prenda que posteriormente no adquiera, el titular del establecimiento implementará medidas para que la prenda sea higienizada antes de que sea facilitada a otros clientes.

FASE 1

Apertura generalizada de los locales y establecimientos comerciales que no tengan carácter de centro o parque comercial. Esto no altera la actividad de los establecimientos situados en centros comerciales a los que se ha permitido seguir abiertos al público durante el estado de alarma. Aforo limitado al 30%. Se garantizará una distancia mínima de 2 metros entre clientes. Cuando esto no sea posible, se permitirá únicamente la permanencia de un cliente. Se establecerá un horario de atención preferente para personas mayores de 65 años. Cuando así lo proponga el ayuntamiento correspondiente, también podrán reiniciar su actividad los mercados al aire libre/venta no sedentaria (mercadillos) en la vía pública, con condiciones de distanciamiento entre puestos, y delimitación del mercado ambulante para correcto control del aforo por las fuerzas de seguridad. Limitación inicial al 25% de los puestos habituales o aumento de superficie para asegurar el mantenimiento de distancia de seguridad entre los puestos y los viandantes.

FASE 2

Apertura al público de los centros o parques comerciales, prohibiendo la permanencia en las zonas comunes o áreas recreativas. Aforo limitado al 40%. En cualquier caso, se deberá garantizar una distancia mínima de 2 metros distancia entre clientes. En los locales en los que no sea posible dicha distancia, se permitirá únicamente la permanencia dentro del local de un cliente. Se establecerá un horario de atención preferente para personas mayores de 65 años. En venta no sedentaria/mercados al aire libre, podrá ampliarse el número de puestos que pueden operar a 1/3 parte de los habituales, o distancia de separación similar con aumento de superficie, con las medidas señaladas en la Fase I. Apertura de los centros educativos y de formación (autoescuelas, academias, etc.) que no estén incluidos en los apartados de Educación y Ciencia. Se establecerán las medidas de distanciamiento, higiene y protección oportunas.

FASE 3

Se levanta la prohibición de utilización de las zonas comunes y zonas recreativas de los centros comerciales. Aforo limitado al 50%. La distancia de seguridad se mantendrá en 2 metros. Los mercados al aire libre/venta no sedentaria, podrán incrementar su actividad hasta alcanzar el 50% de los puestos o aumento de superficie que permita distancia similar entre puestos, a criterio de los ayuntamientos que deben garantizar la distancia de seguridad de 2 metros entre las personas.

EDUCACIÓN Y UNIVERSIDADES

FASE 0

Se fomentará la educación on line o a distancia. FASE 1

Los centros educativos abrirán para su desinfección, acondicionamiento y el trabajo administrativo y preparatorio de los docentes y personal auxiliar. Apertura de Universidades para su desinfección, acondicionamiento y para gestiones administrativas y de investigación. Apertura de laboratorios universitarios.

FASE 2

Apertura de infantil hasta 6 años para familias que acrediten que los progenitores tienen que realizar un trabajo presencial sin posibilidad de flexibilización. Siempre con limitación de aforo. Con carácter voluntario para los alumnos, los cursos terminales (4o de ESO, 2o de Bachillerato, 2o de FP de grado Medio y Superior y último año de Enseñanzas de régimen especial) comenzarán con división de los grupos de más de 15 estudiantes al 50% para asistencia alterna o en semigrupos paralelos. Se permite la apertura de los centros de Educación Especial, y la asistencia de los alumnos tendrá carácter voluntario. EBAU. Los centros educativos prepararán programas de refuerzo educativo a desarrollar en el centro para los alumnos no mencionados anteriormente.