AVANCE EN EL SECTOR INMOBILIARIO

En pleno proceso de transformación de las ciudades para su adaptación a los nuevos usos y costumbres propias del siglo XXI, donde la sostenibilidad, las mejoras continuas en desplazamiento y la máxima conectividad se anteponen, nos encontramos también con un cambio de mentalidad y de hábitos que han llevado, entre otros, a priorizar el modelo de alquiler frente a la tradicional apuesta por la compra de inmuebles y donde el particular requiere otro tipo de inmuebles, generando así una demanda que el mercado inmobiliario todavía no está siendo capaz de absorber.

En este escenario, las necesidades habitacionales han cambiado, suscitándose un renovado interés por viviendas de tamaño medio –entre 50 y 100 m2–, lo que guarda una relación directa con los cambios en la pirámide poblacional, que dibujan núcleos familiares cada vez más pequeños, que implican una menor necesidad de espacios grandes para vivir. Según los últimos datos INE sobre la evolución del perfil de hogares españoles, más de la mitad corresponde a núcleos unipersonales o a parejas sin hijos. Lo cierto es que la oferta de viviendas con esta tipología escasea en el centro de la mayoría de las ciudades españolas, donde existe una amplia demanda sobre estas soluciones habitacionales, que choca con unos elevados precios de alquiler y venta.

Resultado de imagen de Una ocasión de oro para el sector inmobiliario

Una vez enunciado el problema, toca proponer y debatir soluciones, pero la primera de las trabas que nos encontramos pasa por la burocracia que impone un marco normativo que ralentiza las adaptaciones habitaciones a la demanda existente en el escenario actual. Desde todos los ámbitos implicados en el sector inmobiliario, tenemos el deber de trabajar para adaptar las ciudades a la demanda de los nuevos estilos de vida, simplificando normativas, aprovechando la tecnología para agilizar tramitaciones burocráticas e incentivando todo tipo de iniciativas que favorezca a la demanda actual y, por consiguiente, al sector público y privado.

Leer más...

La inversión en edificios de oficinas en Barcelona alcanzará máximos históricos en el primer semestre

Según datos de CBRE; la inversión agregada en el sector de oficinas en la Ciudad Condal se prevé que alcanzará aproximadamente 600 millones de euros en los primeros seis meses del año, impulsada por el interés de los fondos de inversión internacionales


Resultado de imagen de La inversión en edificios de oficinas en Barcelona alcanzará máximos históricos en el primer semestre

26 de junio de 2019.- La inversión inmobiliaria en el sector de edificios de oficinas en Barcelona en el primer semestre del año se situará en niveles no registrados desde 2007 gracias al interés que suscita la ciudad entre los inversores internacionales,

Así, a falta de unos días para que se cierre el semestre, las previsiones de CBRE indican que, desde enero, la inversión agregada en el sector de oficinas en la Ciudad Condal alcanzará aproximadamente 600 millones de euros, el mayor monto invertido en un primer semestre en doce años. La cifra se compara con los 130 millones de euros de inversión en el sector de edificios de oficinas en Barcelona en el primer semestre del año pasado.

Leer más...

Entrada en vigor de la Ley 5/2009, reguladora de los contratos de crédito inmobiliario.

El pasado 16 de junio entró en vigor la Ley 5/2019, de 15 de marzo, reguladora de los contratos de crédito inmobiliario que, principalmente reforma la ley hipotecaria. Esta ley transpone la Directiva 2014/17 / UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 4 de febrero de 2014.
El diferente criterio sobre conocimientos bancarios, existente entre las partes de un contrato de préstamo, el prestatario como persona física y el profesional como prestador) ha obligado a que el objeto de esta ley sea precisamente establecer a favor del prestatario persona física y, en su caso, del fiador o garante del préstamo, unas normas añadidas de protección.
Esta Ley sólo será aplicable si el préstamo en cuestión está garantizado con un derecho real y que; 1º) recaiga sobre un bien inmueble de uso residencial,  o (2º)  tenga como finalidad adquirir o conservar la propiedad de un terreno o inmueble.
hay que saber que esta ley no sólo es aplicable a prestadores sino también a los intermediarios de créditos inmobiliarios.
Esta Ley también tiene carácter plenamente imperativo, por tanto, salvo que la norma indique lo contrario, cualquier pacto en contrario será nulo.Resultado de imagen de hipoteca

Leer más...